10 Tips De Seducción Para Cada Día

Seducción no es tener labios rojos ni tacones puntilla; no es ponerte un corsé ni faldas muy cortas; la seducción es la capacidad de encantar al otro, pero antes: de encantarte a ti misma. Aquí te dejamos 10 tips para que te cubras de seducción.





  1. Enfrenta tus miedos
    Todas las inseguridades vienen de algún lugar. Así que si sientes miedo al enfrentar una posible relación amorosa o te da vergüenza sentirte sexy, pregúntate de dónde vienen tus miedos e intenta darles una respuesta. Al hacerlo, puedes volver a empezar y convertirte en todo lo que quieras ser.
  2. Elige tu mantra
    El poder de la mente es tan grande, que con solo repetir una idea, podemos hacerla realidad. Así que, decide qué quieres para tu vida, ponlo en una frase corta y repítela todos los días como el mejor de los mantras; por ejemplo: “soy buena y feliz” o “soy linda y valiosa”. ¡Puede ser lo que tú quieras!



  3. Mírate y agradece
    Párate frente al espejo, con ropa o sin ella. Mírate, reconócete, date cuenta de todo lo bueno que tienes, con kilitos de más o lunares indeseados, no importa. Y no importa porque si no fuera por eso, no serías tú, no serías la misma. Así que dilo siempre: ¡gracias cuerpo, gracias vida!



  4. Date un baño consciente
    La piel es el órgano más grande del cuerpo y por eso, se merece un trato especial. Usa aceites que la hidraten, olores que la impregnen y texturas que le devuelvan la suavidad. Que al acariciarte, te encantes.
  5. Proyecta lo que eres
    Cada uno de nuestros gestos, habla de lo que somos y hasta la ropa que nos ponemos, crea una imagen de nosotras mismas. Por eso, abre tu closet, haz una limpieza y quédate solo con aquello con refleje lo que eres.



  6. De ti para ti
    Entre la universidad y los amigos o el trabajo y la familia, casi nunca tenemos tiempo para nosotras mismas. Pero llegó el momento de romper el paradigma y darte regalos de ti para ti: programa un viaje sola, ve a un día de spa, cómprate un libro o tómate un café en tu propia compañía.
  7. De adentro hacia fuera
    Cuando estás feliz, se nota; cuando no lo estás, también. Y es que todo lo que llevas