Cada Mujer Es 360° De Perfección

Cada discusión tiene dos posturas, dos bandos. Hay quienes piensan que es lindo y hay quienes piensan que es feo; hay quienes lo ven como algo bueno y muchos otros que lo ven como algo malo; hay quienes están de acuerdo, en desacuerdo, complacidos, inconformes. Del mundo y de cada situación, existen tantas opiniones como personas y decir que uno tiene la razón o que está equivocado, es un asunto de perspectiva.

Así somos las mujeres: tenemos infinitas formas, infinitas curvas, siluetas, estaturas, pesos, colores; todas somos infinitamente distintas y aún así somos infinitamente perfectas. Porque qué importa que a alguien se le haya ocurrido decir un día que teníamos que alcanzar cierta estatura o que nunca podíamos permitir que el número subiera en la balanza. ¡Qué importa! Tú y yo somos perfectas, porque somos nosotras, estamos ocupando el lugar que ha sido destinado para cada una y en ese lugar no hay espacio para nadie más que no seamos nosotras mismas.



De arriba abajo y de izquierda a derecha, cada mujer es 360º de perfección y por eso, no tiene que ajustarse a medidas imposibles, a estándares inalcanzables ni a prendas de proporciones irreales; cada mujer debe sentirse cómoda en su propia piel; debe estar orgullosa de verse como se ve, de demostrarse profundamente todo el amor que se tiene porque todo lo que ella, lo que tú y lo que yo sentimos por dentro, se ve por fuera.

Nuestra misión en la vida, ha sido y siempre será el acompañarte en el camino, entregándote todo lo que necesitas para estar orgullosa de ti, de todo lo que eres y de la forma en que te ves. Y para eso nace un bra lleno de todas las cosas que quieres de él, una bra que como tú, es 360º de perfección. Un bra que sostenga tu pecho y rodee tu espalda, que acaricie tu piel y te regale más libertad.



En tu pecho está tu fuerza, porque ese es tu centro de poder. Es en tu pecho donde nace la sensualidad, es ahí donde alimentas la vida, donde te reconoces como mujer valiente, donde sientes que se esconde tu alma, donde está tu corazón que late con cada emoción que te permite seguir sintiendo lo viva que estás. Por eso es que esa parte de tu cuerpo, debe estar protegida y exaltada por una copa que no solo sostenga tu busto sino tu alma y que le dé una forma tan perfecta como tú.



En tu espalda está la fuerza que te permite caminar con la cabeza en alto, como la mujer valiente que eres: una mujer que no se esconde, una mujer que enfrenta sus miedos, una mujer que sigue su camino a pesar de las dificultades que intentan impedírselo, una mujer que sabe pa