Bolsa ( 0)
Tu bolsa de compras actualmente está vacía.

Descubre Nuestras Ofertas

El Espíritu De Los Juegos Olímpicos

¿Alguna vez te has preguntado qué habría pasado contigo si hubieras intentado practicar disciplinas a las que nunca te acercaste? Esa es una pregunta que me acompaña en muchos momentos de mi vida, porque hay situaciones en las que pienso: a mí me habría encantado poder estar ahí. Los juegos olímpicos de Río, son el ejemplo perfecto.

Imagina, solo por un segundo, que en ese concierto al que fuiste y que tanto te gustó, tu lugar no estaba en medio de la multitud coreando todas las canciones, sino ahí, subida en el escenario, con un micrófono en la mano y dando el concierto de tu vida. Pero ¿alguna vez estuviste en clases de música? O piensa, por ejemplo, qué habría pasado si le hubieras hecho caso a mamá cuando quiso que tomaras clases de francés… probablemente, si lo hubieras hecho, tu pasión habría crecido cada día y hoy hablarías más idiomas de los que te caben en la mano; de esa forma, podrías recorrer la mitad del mundo sin sentirte como un extraña, sin miedo a perderte o a equivocarte.

Después de reflexionar conmigo sobre este tema, ¿no te surge la curiosidad? ¿no te estás preguntando ahora mismo, en qué pudiste ser la mejor del mundo pero ese algo nunca se cruzó por tu camino? Después de que lo hayas pensado, tengo una pregunta mucho mejor que quiero que te hagas: ¿qué puedes hacer ahora que nunca has intentado antes? Todos los campeones olímpicos, por ejemplo, empezaron en alguna parte.

Ahora imagina que, con fuerza, te amarras los cordones de unos zapatos deportivos que tienes en el fondo del clóset, imagina que esos zapatos se sienten más cómodos que nunca e imagina que abres la puerta y sales a correr. Imagina, también, que no paras ni miras para atrás;