Tu guía irresisistible del bra: ¿Cómo elegir tu bra ideal?

CÓMPLICES DE TU INTERIOR

ABC de tu Ropa interior

Alejandra Hinestroza
Personal Shopper

Compartir

El primer paso para elegir tu bra ideal es conociendo todo acerca de él.

1. ¿Cómo está compuesto tu bra?

Estoy segura que desde que eres pequeña has tenido algún tipo de relación con los bras. Es imposible olvidar el primer brasier que compramos o la primera vez que nos pusimos uno. Nos hacía sentir seguras, pero sobretodo más femeninas y empoderadas.

Esta prenda se ha convertido en un símbolo de nuestra feminidad desde que tenemos memoria, y es por eso que su poder es tan grande que puede hacernos sentir o ver como queremos en cualquier momento del día.

Personalmente los bras se han convertido en una forma de expresarme y de hacerme sentir especial cualquier día de la semana. Un día por ejemplo me levanto queriendo sentirme más cómoda que nunca, y al otro quiero mostrar un poco más y verme tan sexy como me gusta…

¡Probablemente a ti te pase lo mismo y te sientas muy identificada! Es por esto que los bras son esa prenda perfecta para cualquier ocasión: desde cuando quieres exigirte al máximo con tus rutinas deportivas hasta cuando lo único que necesitas son momentos de puro descanso.

¿Pero qué tanto conoces tus bras? ¿Sabes qué los compone? ¿Conoces cada centímetro y cada parte que los hace únicos?


Primero que todo, es importante entender que cada parte del brasier tiene un beneficio o función especial para que puedas sentirte como tanto te gusta. Sigue leyendo, conoce experiencias reales de mujeres como tú y conviértete en una experta en el universo de la ropa interior:

ABC Ropa interior

1. Abrochadura

Permite abrochar el brasier para que se ajuste perfectamente a tu cuerpo.

  • ¡No todos los cuerpos son iguales! Las abrochaduras tienen diferentes niveles para graduarlos a tu medida.
  • Puedes encontrar bras con la abrochadura en la parte delantera.
  • Los extensores de abrochadura pueden ser de gran ayuda para ajustar el bra a tu medida.

Con las abrochaduras pasa algo especial: muchas mujeres creen que el brasier debe abrocharse siempre en el mismo broche: ya sea en el más ajustado, el más suelto o en el medio, pero esto no puede ser más falso. La idea es que lo ajustes en el nivel que sientas más cómodo, que no se te forme ningún rollito y tu espalda se perciba completamente lisa. Te puede pasar que ajustes más unos bras que otros, esto varía según el material, ¡Ya que unos tienden a estirar más que otros!

Te quiero contar algo que me pasa en muchas de las asesorías con las mujeres. Llegan personas que a simple vista y a través de su ropa se percibe que el bra les queda pequeño/grande, e inmediatamente estoy pensando que está usando una talla incorrecta o que simplemente ese no es el brasier indicado para ella. Pero me llevo una gran sorpresa cuando veo que efectivamente están usando la talla correcta y tienen la abrochadura demasiado ajustada o demasiado suelta, haciendo que la modelación del brasier no sea la mejor.

Con esto lo que quiero que tengas en cuenta es ser muy consciente de cómo estás usando esta abrochadura y que sientas el brasier tan cómodo como deberías.

Si por algún motivo tú eres una de esas mujeres que no se acomoda con ningún brasier, y la espalda siempre la siente más apretada de lo que debería, inclusive si usas la abrochadura en el último nivel, te recomiendo que sigas leyendo para conocer sobnre una herramienta que puede cambiarte la vida.