El uso y el cuidado: Cómo lavar tu ropa interior y fajas delicadas

CÓMPLICES DE TU INTERIOR

Aprende a cuidar los brasieres, lencería, fajas y más, incluida la información sobre cómo lavarlos y secarlos. Leonisa.

Cómo lavar tu ropa interior y fajas delicadas

Alejandra Hinestroza
Personal Shopper

Compartir

Aquí está toda la información que he reunido a lo largo de los años para ayudarte a mantener tus bras, ropa interior, fajas o cualquier otra prenda catalogada como “delicada” en la mejor forma.

En mis años como Personal Shopper, siempre me he asegurado de que nuestros consumidores sepan no solo cómo encontrar la faja o el bra que mejor se adapte a sus necesidades, sino también cómo cuidarlos. Al igual que tu blusa favorita, el cuidado de estas prendas requiere un poco más de amor y dedicación. ¡Pero no te preocupes! Aprender a hacerlo como una profesional es más fácil de lo que imaginas, el cuidado no requiere de ninguna herramienta especial o la necesidad de llevarlas a la tintorería (a menos que lo desees).

Los 10 Mandamientos del Cuidado Delicado

¿No tienes tiempo para leer nuestra guía completa? Hay mucha información que debes saber sobre el mantenimiento de ciertas telas y prendas para que permanezcan en buen estado, pero si sigues estos 10 mandamientos, no tendrás problemas cuando limpies, seques y almacene sus piezas favoritas.

 

  • 1. No usarás agua caliente.
  • 2. No usarás blanqueador ni detergentes fuertes.
  • 3. No fregarás con demasiada fuerza.
  • 4. No la mojarás demasiado.
  • 5. No pasarás mucho tiempo sin lavarla.
  • 6. No debes secarla a máquina.
  • 7. No la plancharás.
  • 8. No meterás otras cosas en los cajones.
  • 9. No la secarás en un ambiente húmedo.
  • 10. ¡No te preocupes demasiado por el cuidado!

Lavado: a mano es mejor

Lavar tus bras y otras prendas interiores con frecuencia es importante para ayudar a garantizar que se mantengan frescas y limpias. El hecho es que estos artículos tienden a absorber el sudor (y comenzar a oler) durante todo el día. Es por esto que debes tener una buena rutina de lavado para que tus prendas mantengan su forma y apariencia perfectas.

    • Lee siempre las etiquetas de cuidado: antes de lavarla, asegúrate de leer las etiquetas de cuidado de la prenda. Existe una convención de símbolos casi universal que hace que descifrar los requisitos de cuidado de cualquier prenda sea muy sencillo. Los símbolos en la etiqueta de cuidado indicarán cómo lavar, qué tipos de detergentes puedes usar (y no) y si es seguro secar y plancharlas. Es posible que incluso desees colgar un póster en la zona de ropas como referencia.
El uso y el cuidado
    • Conoce sus materiales: otra cosa importante que debes hacer es conocer los diferentes tipos de telas y cómo deben limpiarse. Por ejemplo, nuestra faja de látex tiene instrucciones de cuidado especiales (debe lavarse en agua tibia con champú para bebés y almacenarse en un lugar sin luz solar). Conoce los diferentes tipos de telas para tener una idea general de cómo deben limpiarse.
    • Comienza con un remojo suave: para limpiar tus prendas delicadas, siempre comienza con un remojo rápido y suave en agua fría o tibia para aflojar la suciedad o las manchas difíciles. Sin embargo, asegúrate de no dejarlas en el agua por mucho tiempo o corres el riesgo de que los colores se desvanezcan. Presta atención a cualquier mancha y frótala ligeramente con jabón, hazlo con tus dedos.
    • Lávala con frecuencia y rótala: la frecuencia con la que debes lavar tus bras varía y te voy a contar porqué. Por un lado, debes lavarlos con la frecuencia suficiente para eliminar las manchas de sudor y los olores fuertes. Por otro lado, no debes lavarlos con demasiada frecuencia porque podrías desgastarlos y acortar su vida útil. Te recomiendo lavar los bras