Sexy durante el embarazo

CÓMPLICES DE TU INTERIOR

Hot Mama: cómo sentirte sexy durante el embarazo

Sexy durante el embarazo

Alejandra Hinestroza
Personal Shopper

Compartir

Dicen que el embarazo es el mayor sacrificio, y tienen razón.

No se puede negar que esos nueve meses producen la mejor recompensa de la vida: un precioso paquete de alegría, pero a cambio sientes que renuncias a tu físico, tu sexapil e inclusive tu propia identidad. Pero ser consciente a lo largo de esta experiencia y hacer algunas cosas simples como mimarte o usar ropa de maternidad te ayudarán a sentirte sexy incluso cuando te acerques a la fecha del parto. Sentirse sexy es un estado mental Como mencionaré a continuación, hay un montón de cosas superficiales que puedes hacer para sentirte sexy durante el embarazo, y eso es importante porque hay un vínculo psicológico innegable entre cómo te ves y cómo te sientes. De hecho, los estudios muestran que la ropa que usas y cómo cuidas tu piel y tu cabello pueden afectar en gran manera tu estado de ánimo. Tu apariencia física puede hacerte sentir empoderada, menos apática y más concentrada, lo que puede ayudarte a disfrutar más del embarazo y mantenerte saludable durante esos nueve meses tan cruciales.

Dicho esto, si bien es útil pasar tiempo enfocándose en cómo te ves, también es útil mirar hacia adentro para sentirte sexy y fortalecida a medida que atraviesas uno de los períodos más increíbles de tu vida. Recuerda que:

  • El embarazo es poderoso Suena a cliché, pero tu cuerpo es realmente increíble para hacer un ser humano, así que trata de aprovechar ese empoderamiento y deja que te haga sentir sexy. Y solo porque estés embarazada no significa que debas dejar de hacer las cosas que amas. (¿Recuerdas cuando Serena Williams ganó el Abierto de Australia durante el embarazo?)
  • El embarazo es temporal Claro, es posible que nunca recuperes el cuerpo que tenías antes de estar embarazada, pero créeme, pronto te sentirás tú misma. Ten en cuenta que el embarazo pasará volando y, cuando termine, estarás tan (felizmente) concentrada en tu bebé que ni siquiera te darás cuenta de que todo ha cambiado.
  • El embarazo requiere positivismo Con el aumento de peso, las estrías y los síntomas generales, puede parecer que el embarazo no vale la pena. Trata de adoptar una actitud positiva y mira el lado bueno todos los días de tu embarazo.
  • El embarazo puede ser aislante Si es posible, rodéate de otras mujeres que estén o hayan estado embarazadas antes, para ayudarte a sentir menos aislada. Explícale a tu pareja cómo te sientes y enfatiza en la necesidad de sentirte sexy.
  • El embarazo es tu propia experiencia Tal vez simplemente no te sientes sexy y no tengas ganas de intentar serlo. Tal vez te sientes más sexy que nunca sin hacer nada en absoluto. No hay una forma correcta o incorrecta de sentirte acerca de ti misma mientras esperas, así que emprende tu propio viaje.

Vístete para impresionar: Acicálate durante el embarazo